domingo, 10 de agosto de 2008

Ay Carbón !!!

Me acabo de topar con un artículo acerca de globos, la diferencia es que estos están hechos de una membrana de exactamente 1 átomo de grosor. (!!!)

Este material maravilloso se le denomina Grafeno (Graphene) una tela de gallinero microscópica. Este nuevo material aparte de permitir inflar globos microscópicos, está postulandose como el material más rígido y fuerte de la naturaleza, para poner en proporción estas características, si el papel tuviese la misma rigidez y fuerza, podríamos mantener verticalmente una sola hoja de 100 metros de altura sobre su borde, si ese que nos deja un molesto corte en los dedos.

Un material con este tipo de caracteristicas está abriendo un sinnumero de aplicaciones, el problema con el grafeno es que resulta muy dificil encontrar "hojuelas" grandes, hasta este momento las mayores tienen algunos micrones cuadrados de área.

Sorprendentemente, cualquiera de nosotros podemos obtener este material de aparente altísima tecnología, aquí dejo los pasos a seguir:
  1. Tome un lápiz
  2. Haga una línea sobre un papel cualquiera
  3. Saque la cinta adhesiva de su cajón preferido
  4. Ponga un trozo de cinta sobre la linea trazada, asegurese de usar la cara adhesiva.
  5. Retire con cuidado la cinta
  6. Ponga la cinta en acetona para diluirla
  7. Busque con calma (y un pontente microscopio) las hojuelas de grafeno flotando en la superficie de la acetona
  8. Sea el alma de su próxima fiesta contando a todos que logró obtener hojuelas de carbono de un átomo de grosor !!!
Un material impresionante, aunque desde mi punto de vista resulta aún más impactante como un material que parece de ciencia ficción, puede ser obtenido con un poco de grafito depositado por fricción. :o)

5 comentarios:

Alvaro dijo...

JAJAJA..... muy bueno. ¿Aun no se encuentra la manera de hacerlo en escala mas grande? ¿o es imposible molecularmente?

Paconavarro dijo...

Al parecer el problema con esta "técnica" es que al ser un proceso de fricción no hay un control real sobre el tamaño de las hojuelas, tambien es importante considerar el proceso mecanico de despegarlas con la cinta, hay algunos esfuerzos para mejorar la técnica de extraccion de grafeno, pero definitivamente no son ni tan sencillos ni tan baratos.

Humberto Reynaga dijo...

porque no hacemos un lapiz gigante y lo separamos con una cinta gigante (que obviamente sacamos de nuestro gigante cajón) y luego lo echamos a un bote de acetona gigante... y...

No, verdad? Mejor le hablamos a Guilliver...

Por cierto... ando vendiendo unos frijoles mágicos, alguien quiere?

guaponsh dijo...

coño pero... como pueden permitir que este tipo de gentuzita opine en este blog? yo digo coco que deberías establecer ciertos parámetros para determinar que gente puede meterse a opinar y no dejar a cualquier chusmita hacer un comentario de tan mal gusto como el del tal humbertito este. para hacer comentarios asi mejor vete a un blog de cómicos frustrados, frijoles mágicos?? por favor, en serio me indigna tanta sarrapastrés. un saludo a todos menos a la raspita esa y a toda la nueva gente que ingrese, por favor, pero en serio por favor, que por lo menos tengan la primaria para que no tengamos que lidiar con mas mugritas.

Anónimo dijo...

No siento mas que pena por Humbertito siento que no pertenece a ningun lado creo que lo unico gigante de su comentario es su gigantesco pendejismo su poca cultura y su marrana y muy precaria neuronalidad mental.

Es una verguenza que un tipo hijo de barrio bajo venga a meterse a molestar a todos nosotros sabiondos y conocedores de la materia, cientificos, y creadores de la buena vida, me da lastima humbertito creo que es un tipo sin mundo y como dice guaponsh la sola existencia de un tipo asi es una sarrapastres una cosa atroz y una verguenza para el mundo evolucionado. Humbertito solo me queda decirte que et odio que me encantariavomitarte encima para que veas el asco que me haz procado me gustaria ver como te viola un simio uno de tu calibre y te arrempuje esos frijoles magicos te odio humbertito simplemente te odio